Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2014

Niños de Tocopilla que juegan a la guerra gracias a sus profesores. Reflexión sobre educación, violencia histórica e integración

Imagen
Carta publicada en La Estrella de Tocopilla(23-05-2014) 
Siendo profesor acudí a una serie de jornadas de reflexión sobre "cómo mejorar la educación", escuchando por horas infinitas las quejas por parte de los docentes sobre muchos temas. El más repetido: la violencia en los niños, el matonaje, los golpes, el bullying.
Las causalidades detectadas por los profesores sobre estas conductas eran: 'la culpa es de los apoderados' , 'la televisión', 'los videojuegos', 'la sociedad', etc. La típica culpa del empedrado.
Culpabilización que no los lleva a reflexionar sobre sus propios actos, siendo, en ciertas ocasiones, verdaderos agentes de la violencia.
Solo bastó mirar cómo celebran el 21 de mayo en Tocopilla: niños disfrazados de marinos, jugando a matar peruanos con pistolas de plástico en mano, arengas nacionalistas, sentimientos de superioridad recordando una guerra: una macro violencia a nivel de países. Ridiculizando a los peruanos por su forma de…

Vertedero Municipal de Tocopilla

Imagen
En la perspectiva histórica local, es evidente cierta concepción problemática que representa la basura y su disposición en la ciudad. La basura, como el supuesto resultado negativo de la vida en sociedad. Algo que todos producimos, pero que a la vez todos rehuimos. La basura habla mucho más que los propios discursos, la basura es un archivo, una especie de testimonialidad de nuestros hábitos, costumbres, consumos, habla de cómo se vive y de cómo se muere, de lo que es considerado útil e inútil.

Los basurales pueden ser vistos como fragmentos de una historia “mayor”, o de una historia paralela. Los basurales y sus contenidos dan cuenta de una intimidad, del mundo privado que se suma al mundo público y desde allí se exhiben otras realidades. Es un archivo que sabemos que está allí: pero que no se quiere o no se puede ver, como la cara oculta de la luna. La vida pública son los discursos, son los documentos, los diarios, la urbanidad limpia. La vida privada son los basurales que hablan po…